Comer barato en Nueva York

La gran ciudad metrópolis, vanguardista, acojo de estrellas y no solo estelares… ¡Nueva York! La ciudad de los grandes musicales, festivales, y de las edificaciones más atractivas y rascacielos comercialmente apetecibles.

Cuando nos referimos a la gran manzana no estamos hablando de una fruta… literalmente. Son muchas historias que se comentan entre los habitantes de la ciudad sobre el apodo más famoso del mundo. Incluso, podemos mencionar aquí unas de ellas:

  • Hay quienes aseguran que fue gracias a las familias pudientes de la época que en un momento de declive económico optaron por vender manzanas.
  • Por otra parte, se rumora que fue una dama, dueña de un famoso burdel a la que se refirieron con la frase: “Tus chicas son como las grandes manzanas”.
  • Pero es esta teoría con la que la mayoría de los neoyorkinos deciden quedarse: Un escritor deportivo cuyo nombre era John J. Fitz Gerald, utilizó este término por primera vez para referirse a una carrera de caballos… Haciendo referencia a la carrera alrededor de “la gran manzana”.

En fin, cada quien decide con cuál de tantas quedarse. Lo que sí es cierto es que, precisamente esa gran manzana, ha dado de qué hablar y desear en todo el mundo. Una publicidad, por ejemplo, de algún artista o restaurante, dentro de esta gigantesca manzana tiene un valor muy alto debido al alcance que puede llegar a tener.

Sin embargo, la comida es otra cosa. Una metrópolis, donde la vida es costosa pero puedes comer barato en Nueva York. Increíble pero cierto, puedes pasarte en uno de sus tan característicos taxis amarillos, recorrer la ciudad, armarte de paciencia por el incesable tráfico y terminar comiendo… un delicioso hot dog.

Nueva York, acompañado o solitario siempre es una excelente opción

Comer barato en Nueva York es más real de lo que imaginas. Disfruta de su variante y exótica gastronomía. Recuerda que es una ciudad en donde albergan muchísimos inmigrante, de hecho, es la ciudad más poblada de todo EE.UU, esto sin duda nos da una idea de los increíbles platos con los que nos podemos encontrar.

El ejemplo perfecto para describir Nueva York es como una cultura que dentro de sí coexisten todas las culturas del mundo. Es por ello, que hace de comer barato en Nueva York una realidad.

Si tienes antojo de comida húngara, Nueva York es el lugar; por ejemplo, en Nueva York puedes comer una deliciosa sopa de cerebro de ternera. O quizás te animas a probar un atractivo pulpo vivo.

Si por el contrario, temes en arriesgarte y prefieres solo degustar una buena pizza, también lo puedes hacer y con el mismo sabor como si estuvieras en la mismísima Italia. Y recuerda siempre que comer barato en Nueva York si es posible.

Recorrer el corazón inmigrante de EE.UU es un verdadero éxtasis. Impresionarse con sus majestuosos edificios, toda la tecnología que arropa la ciudad, más los múltiple fenotipos de aquellos que ha decidido hacer vida en esta preciosa ciudad y comer barato en Nueva York.

Música, buena vibra, colores y comer barato en Nueva York es una idea fantástica.  ¿A quién no le provocaría vacacionar y comer barato en Nueva York? Te puedo asegurar que será la aventura más extraordinaria de tu vida.

Un grupo de amigos, mochila en mano, dinero y las ganas de devorarte la ciudad es lo único que necesitas. Recuerda que la gran manzana es algo avasallante y su ritmo de vida podría incluso asustarte, pero descuida, valdrá la pena.

No olvides siempre llevar contigo tu cámara, nunca sabrás que estrella te puedas encontrar.

También te puede interesar:




¡Ahorra en tus viajes con estos descuentos!
Compara y reserva aquí tus vuelos al mejor precio
Compara y reserva aquí tu hotel ideal al mejor precio
Compara y reserva aquí tu coche de alquiler al mejor precio
Contrata aquí tu seguro de viaje con el 10% de descuento