Las mejores playas alemanas para liberar estrés

Alemania es uno de los países cultural e históricamente más ricos de Europa. Sin embargo, también destaca por sus asombrosas playas, culinaria y paisajes naturales.

A pesar de predominar el clima continental, en verano se pueden encontrar todo tipo de propuestas interesantes. Por eso, a continuación, se detallan las mejores playas en la nación.

Las mejores playas alemanas para desestresarse

Entre los destinos paradisiacos más atractivos se distinguen los siguientes:

Sylt

Gracias a su diversidad se le conoce como la Reina del Mar del Norte, limitando al este con el mar de Wadden o Frisia y al oeste con las playas más hermosas de la nación.

Sylt ofrece más de 35 kilómetros de largo con arenas finas que se extienden a lo largo de la costa oeste. La mayoría de su territorio es soleado, puesto que no está cubierto en su totalidad.

Es ideal para las familias, permitiendo nadar y degustar los más exquisitos platos alemanes. Los niños, especialmente, se maravillarán con la diversidad de sus playas vecinas, entre las que destacan:

  • Samoa,
  • Wenningstedter, y
  • Zanzíbar.

Una tríada caracterizada por sus arenas blancas, afluencia de turistas y terreno soleado. Por otro lado, siendo la primera vez que se viaja a Sylt, es importante no perderse el atardecer desde el acantilado rojo de Kampen. Es una vistas sencillamente espectacular.

Bahía de Lübeck

Se ubica en el mar Bálbico y albergan paraísos como la playa Scharbeutzer, Timmendorfer y Grömitzar, que se encuentra lo más cerca de las dunas de Dhame.

A pesar de contar con una extensa cadena de playas tranquilas, la bahía es insuperables en lo referente a vistas.

El sur de la playa Pelzerhaken es ideal para broncearse. Ya que no hay nada que obstruya la luz del sol. Se distingue por su fina arena, la sueva brisa y su ligera afluencia de turistas.

También se pueden visitar los faros o pasear por el muelle en Scharbeutz. Hay muchos destinos que observar en la bahía de Lübeck, especialmente porque dispone de diversos pueblos pesqueros.

Siempre hay pescado frescos y una variedad de mariscos. Y, aunque pueda parecer monótona, la culinaria nórdica, combinada con el ingenio de los alemanes, permite que cada plato sea único.

Isla de Usedom

Con más de 40 kilómetros cuadrados de costa, Usedom ofrece un vasto catálogo de playas de arenas que serpentean alrededor de todos sus puertos.

El destino comenzó a recibir turista por sus tres balnearios marítimos imperiales, mejor conocidos por Kaiserbäder, que se distribuyen en:

  • Ahibeck,
  • Bansin, y
  • Heringsdorf.

La isla cuenta con casi 2000 horas de sol anuales. Siendo catalogado el lugar más soleado de la nación.

A pesar de ser una de las zonas más populares y visitadas, siempre hay lugares tranquilos. Y, además de disfrutar el sol, también se pueden realizar de distintas actividades:

  • Pasear en bicicleta,
  • Cabalgar,
  • Visitar sus bellos patrimonios naturales, y
  • Consumir grandes delicias alemanas.

Sank Peter-Ording

Se llegó a denominar el ‘lugar de curación del mar del Norte y del Azufre’, ya que alberga un enorme manantial de azufre.

Ofrece poco más de una decena de kilómetros de playa. Bastante plana y sin estorbos. Cuando la marea baja, el estrecho entre su nivel común y éste es descomunal, a tal punto que se debe invertir varios minutos antes de llegar al agua.

La playa es realmente popular durante el verano, por lo que se complica localizar una zona tranquila. No obstante, siempre se avistan uno o dos lugares remotos. Tal vez lejos de las masas, pero no del azufre. Es frecuentemente visitada por los amantes del kitesurf y familias.

Amrum

La isla del mar del Norte de Amrum está en el TOP 10 de las islas más grandes de la nación. Conecta con el sur de Sylt, bordeando el mar de Wadden.

Puesto que cuenta con menos de 30 kilómetros cuadrados, una semana es suficiente para visitar sus cinco pueblos de la costa este:

  • Steenodde,
  • Norddorf,
  • Süddorf,
  • Nebel, y
  • Wittün.

Su contraparte, la costa oeste, está ocupada por una gran duna de 30 metros de altura. Una vista esplendida, tanto de cerca como de lejos.

Hiddensee

Es un terreno plano y libre de coches. Perfectos para recorrer en bicicleta, caballo, pie o tren. Obviamente, no es necesario preocuparse por el aparcamiento en la zona oeste de la isla.

Se integra por una larga playa de arena rodada de dunas más o menos altas. En su mayoría, se conservan intactas. Las secciones de playa en Kloster, Neuendorf y Vitte están protegidas por los nativos y el gobierno, por lo que se limpian con regularidad.

Por otro lado, también hay zonas donde se practica el nudismo. Están estratégicamente separadas de las áreas familiares para evitar cualquier conflicto.

Rügen

En mayo las temperaturas tienden a alcanzar el pico máximo de 32 grados con un estimado de 1800 horas anuales de sol. Se considera uno de los destinos más codiciados por los nativos y de las regiones germánicas más soleadas.

Siempre que se visite la isla de Rügen se deben tener presente:

  • Gafas de sol,
  • Protector solar,
  • Bañador, y
  • Toalla.

Por otro lado, es la isla más grande de Alemania, con 60 kilómetros de extensión protagonizados por arenas blancas, paisajes imperdibles y extraordinarios parques nacionales.

Sus mayores atractivos radican en:

  • Su cadena de balnearios,
  • Los acantilados de tiza, que poseen el título de Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO, y
  • Sus bosques, considerados los más antiguos de la nación.

Juist

Es una de las siete islas de Frisia Oriental, posicionada entre las playas más bellas del Norte de Alemania.

Cuenta con más de 15 kilómetros de largo, donde se vislumbra una extensa playa de arena blanca, ideal para pasear.

Generalmente este tipo de destinos está limpio de desperdicios. La mayoría de los nativos son considerados en este aspecto. E incluso tan firmes en su convicción que terminan contagiando a los propios turistas.

No se tienen permitidos los coches, así que la mejor vía para movilizarse son caballos y bicicletas. Aunque pueda suponer una desventaja para ciertas personas, lo cierto es que sus vistas, tranquilidad y versatilidad la hacen un destino único en el mundo.