Escapada a Montreal, ¿nos vamos?

Montreal es una ciudad Cosmopolita, centro de comunicaciones y comercio, Jacques Cartier llegó a su territorio en 1535 y tomó su territorio para el Rey  François I of France, pero no fue sino hasta 1642 cuando Paul de Chomedey fundó una pequeña estación llamada Ville Marie de Mont-Réal.

Lo que bastante tiempo más adelante se convertiría en la bella ciudad, es la segunda ciudad más grande con habla francesa como su habla principal, a pesar de su tamaño y vecindarios compactos tiene varios museos y centro de arte que podemos conocer. En esta oportunidad les hablaremos de ellos

¿Qué podemos ver en Montreal?, existen varias opciones en cuanto al turismo en esta ciudad canadiense, tanto para turistas aventureros como para turistas que disfrutan de estar relajados.

Mont-Royal

Con una altura máxima de 233 metros sobre el nivel de la ciudad, es el pulmón verde cerca del centro de la ciudad.

Es un bello parque en el cual sus visitantes podrán encontrar monumentos a personalidades como Jacques Cartie y el Rey George VI.

Además de observar algunos exponentes de la fauna Canadiense, como los castores, y además de eso tener una vista directa a los cementerios de la parte occidental donde los distintos grupos étnicos de la ciudad han sido sepultados durante siglos.

Es un lugar no solo hermoso sino un lugar con historia que cualquier turista debería de visitar durante su estadía en Montreal.

Vieux-Montreal

El distrito tiene un estilo arquitectónico parisino y cuenta con un gran centro de tiendas con sitios históricos, calles y ubicaciones mejor exploradas a pie.

Muchas de las actividades que podemos llevar a cabo aquí son: Visitar el museo de Pointe-à-Callière de arqueología e historia, la torre gemela de la Basílica de Notre-dame, el Viejo Puerto y el espacio abierto de Jacques-Cartier

Jardín Botanique

Fue la sede los Juegos Olímpicos del verano de 1976. Es el hogar del fantástico jardín botánico de Montreal, su diversa flora crece en 30 distintos jardines temáticos y 10 invernaderos de exhibición, un gran rango climático es representado en este lugar.

Es uno de los jardines botánicos más completos que existe en el mundo en cuanto a flora, es un viaje perfecto que se debería de hacer en familia.

Hay que decir que la ciudad posee una importante red de turismo que permite que podamos por unos cuantos dólares canadienses alquiler el servicio de guías que ofrece la ciudad y así conocer mejor la misma.